Inspirado en el 488 GT3 de competición, este coche de carreras se inspira estéticamente en varios modelos de carreras del 'Cavallino Rampante' de los años 60, como los 330 P3/P4 y Dino 206 S.

Eso sí, incorpora soluciones aerodinámicas vanguardistas... y muy llamativas. Entre ellas, sobresalen el conducto S-duct en el frontal y el descomunal difusor.